Login

En el foro..

 Espiritu Santo (1)
By: REM 
28.03.2012 19:58:26
 El Calvario de la Cruz (0)
By: REM 
02.04.2010 19:15:03
 Ya adoptaste a tu sacerdote? (0)
By: REM 
19.10.2009 20:09:20
Entiende Tu Fé

Ads on: Special HTML
JoomlaWatch Stats 1.2.7 by Matej Koval

Countries

55.9%ISRAEL ISRAEL
16.7%UNITED STATES UNITED STATES
6.3%CANADA CANADA
3.6%MEXICO MEXICO
1.9%COLOMBIA COLOMBIA
1.5%GERMANY GERMANY
1.5%PERU PERU
1.3%SPAIN SPAIN

Visitors

Today: 2
Yesterday: 9
This month: 171
Total: 1839


Apostolado Católico M2
CUANDO UN AMIGO SE VA PDF Print E-mail
Written by Roberto Murillo   
Monday, 22 August 2011 21:46
monseñor Duran

Esa tarde sonó el teléfono de la casa y mi mama me dijo, "te llaman por teléfono". Tome la llamada y me sorprendió la voz que me dijo "Robertico Murillo", inmediatamente lo identifique; era el director espiritual de mi escuela (Colegio de La Salle), el dinámico Padre Duran. Ese día me dijo que lo acababan de encargar de la Parroquia de La Santísima Trinidad en Betania y como yo vivía cerca pensó en pedirme ayuda para formar un coro juvenil para las Misas de los Domingos a  las 10:00 de la mañana. Ese día...

MONSEÑOR DURAN Y YOEse día empezaba para mí un nuevo camino. Un camino que me serviría de preparación para enfrentar mejor preparado un mundo cada vez más alejado de Dios, y que arrastra como un torbellino a tantas almas por senderos de oscuridad. Un camino que me ha permitido pasar por lugares y vivir circunstancias de grandes retos y tentaciones. Gracias a ese día hoy les puedo escribir estas líneas y hacérselas llegar a través de la página de nuestro apostolado familiar.

Dios con su infinita misericordia nos da señales y nos marca el sendero. Sin embargo nosotros pobres pecadores, hombres de poca fe nos empecinamos en seguir el camino fácil que nos ofrece el mundo. Nuestras únicas armas son nuestra fe y nuestros valores morales y cristianos para luchar contra esta fuerte corriente que nos arrastra y amenaza con devorarnos. El padre Duran lo sabía, y por eso empezó en su nueva parroquia con un llamado a los jóvenes, para aceptar a Cristo como nuestro ejemplo y guía. Gracias a Dios le escuche y lo seguí.

Recuerdo ese domingo después de la Misa de las 10 que me presentaron a las hermanas Roner del coro de San Vicente, los hermanos Salabarria, Sergio, Vilma, Víctor, Omar y tantos otros jóvenes como yo de entre 16 y 19 años. Ahí en ese mismo día empezó mi experiencia cercana con Cristo y mi querida iglesia. El padre Duran nos animaba para participar en retiros, seminarios y actividades de nuestra iglesia que nos fueron formando como soldados de Cristo.

Aun después de retirarme a mis estudios fuera del país cuando años después regrese con mi esposa a Panamá, el Padre Duran seguía incansable. Siempre guiándonos espiritualmente ye invitándonos a participar en la pastoral familiar y otras actividades. Bautizo a mi primer hijo y siempre estuvo atento y pendiente de mi salud espiritual y la de mi familia.

Fue siempre un buen consejero, alegre y hasta bromista, aunque no siempre entendiera sus bromas “un poco españolas”. Pero siempre fue un amigo incondicional. Siempre activo, ayudando a otros, presentando a unos con otros, creando y dinamizando la comunidad. Era un pastor ejemplar. El día que mi familia y yo decidimos mudarnos para Canadá, inmediatamente nos dio nombres de amigos suyos en este país. Nos acompañó en nuestros temores y dudas, nos dio ánimo y nos bendijo con una Misa especial la noche antes de partir para este país.

monseñor Duran y M2

Hoy lloramos su ausencia como quien pierde un familiar cercano. Nos duelen tanto los hermosos recuerdos de una época de mi vida en la que él fue un actor importante. Sin embargo nos alegra aún más el saberle ahora seguramente ante la presencia de Cristo mismo. Gozando de su presencia, de la felicidad eterna. La sola idea de esta dicha ayuda a mitigar la pena que sentimos en el alma. Rogamos a nuestro Señor que nos lo acoja con amor. Con ese amor que tanto derramo sobre tanta gente en este mundo terrenal. Amor que entrego a tantas familias campesinas necesitadas durante sus incontables giras de ayuda con Caritas arquidiocesana. Las familias y personas que ayudo desde el pulpito llevando La Palabra de Dios, con sus visitas a los enfermos, las cientos de actividades que organizó para los jóvenes y familias dentro y fuera de la parroquia. Era un ser que solo daba amor, un sacerdote en toda la extensión de la palabra. Era nuestro amigo y siempre vivirá en nuestros corazones.

Dios lo bendiga grandemente Monseñor Laureano Crestar Duran. Amen.

Last Updated on Monday, 22 August 2011 22:12
 
El Cuarto Mandamiento PDF Print E-mail
Written by Roberto Murillo   
Friday, 01 July 2011 22:27

padre e hijoPocas cosas duelen tanto como la pérdida de un ser querido. Mientras más cercano más grande el dolor. Recuerdo que la experiencia vivida al perder a  mi abuelo fue bastante difícil, sobre todo a la hora de la despedida final en el cementerio. Fue muy triste, desgarrador. No puedo siquiera imaginar la intensa pena por la pérdida de un hijo. Carne de mi carne, sangre de mi sangre. Creo que me moriría con él. Trato en vano de imaginarme lo que sienten personas que pasan por esta prueba tan difícil, y no puedo porque mi cerebro se niega y se cierra obstinadamente a la sola idea.

luto

Recientemente escuchaba el caso de una famiia pasando por una pena tremenda. Una que pocos podemos siquiera imaginar por “ilógica”, porque traiciona todo nuestro entendimiento sobre valores morales y cristianos. Sin embargo es una tragedia a la que el mundo actual están condenando a tantas familias: la pérdida de un hijo “en vida”.

Sucede aquí en Canadá al igual que en cualquier parte del mundo hoy día. Familias funcionales con profundos valores morales y cristianos se esfuerzan en criar a sus hijos bajo estos preceptos para que de la noche a la mañana se encuentren con unos de sus hijos sumergidos en el mundo de las drogas, o en relaciones personales con parejas portadoras de los antivalores que tanto tratamos de evitar.

Contaba una señora como su hijo al llegar a este país había conocido a una muchacha que le arruino su vida. Era una (como tantas) chica más o menos atractiva que poco a poco lo fue envolviendo. Desafortunadamente la muchacha no contaba con los más mínimos valores morales ni cristianos como el. Con tantas tácticas posibles que da el demonio a estas cazadoras de cristianos limpios; sexo, fiestas, dinero, comidas, diversiones y placeres de todas clases, poco a poco cayó como caen muchos de nuestros jóvenes sin darse cuenta. Primero, empezaron las invitaciones constantes, luego las largas ausencias de casa, porque siempre había una excusa para “salir” o más bien sacarlo del santuario de su hogar. Llegadas cada vez más tarde en la noche hasta que empezó a pasar toda la noche fuera. Eso se convirtió luego en ausencias por uno o más días. La pobre señora no sabía cómo retener a su hijo para que no se siguiera hundiendo en ese desenfreno. A los padres de la muchacha no les interesaba lo que hiciera o dejara de hacer su hija porque “ella ya es un adulto”. La muchacha al ver los intentos de la madre de recuperar a su hijo empezó a meterle ideas al joven en contra de su propia familia. Llego esto a tal grado que un día decidió irse a vivir con su amiga a un apartamento y no volver más a su casa porque no le aprobaban su relación. No valieron los llantos ni los gritos de indignación de la pobre señora, las armas del maligno son sutiles, placenteras y eficaces. La pobre señora había perdido a su hijo ”estando vivo”.

Perder un hijo en vida debe doler doblemente, porque al irse de este mundo, siempre queda la esperanza y el consuelo de que será acogido por el Señor en su seno. Esta segunda muerte (en vida), es como saberlo perdido para siempre y no tener la esperanza de su salvación.

pecado

Es muy difícil la batalla contra el maligno, especialmente para las familias con valores morales y cristianos bien fundados. La razón es simple; esas son las almas a conquistar. Un muchacho sin valores ni fe, es una alma que ya tiene ganada el maligno o que puede conseguir cuando quiera sin ningún esfuerzo. A un joven cristiano con fe lo ve como un potencial enemigo que podría multiplicarse si se casa con otra joven de iguales valores y calidad cristiana. Seria aumentar el ejército de Cristo. Por eso nuestros hijos son el objetivo de maligno y es nuestro deber como padres cristianos aconsejar con la fuerza que sea necesaria para evitar que nos sean arrebatados. Nosotros los padres ”terrenales” nos fue confiada por Dios nuestro señor la responsabilidad de guiar a SUS HIJOS en este mundo terrenal.

hijos2

Una de las guías más efectiva nos la da el Señor con los mandamientos. Pero quiero referirme al cuarto mandamiento porque nos sirve de herramienta de diagnóstico para ver que tan buen trabajo hemos hecho con la educación de nuestros hijos. Lo primero que harán las fuerzas del mal para arrebatárnoslos es la pérdida del respeto (manifiesto o implícito) y la desobediencia. Es indispensable para el mal “quitarnos del camino” para poder trabajar libremente a su objetivo.  Su arma preferida es la confusión. Con tantas ofertas de placer del mundo de hoy es muy fácil hacer cosas que sabiendo que no son correctas y justificarlas luego utilizando todo tipo de excusas. Así empiezan los jóvenes y hasta algunos adultos, hasta perder la perspectiva de lo que es bueno o malo. La confusión se apodera de las mentes de la gente con valores y fe más débiles primero. Pero también puede alcanzar a los más cercanos a las cosas de Dios. Nuestras propias pasiones humanas son un vehículo ideal para la confusión y nos controla fácilmente.


Así como el cuarto mandamiento nos ordena honrar a nuestros padres, también nuestro Catecismo nos amplia, que el deber de los padres con los hijos es el de educarlos en nuestra iglesia doméstica, el hogar. Es nuestro deber hacerlos fuertes en la fe, católicos practicantes, y asegurarnos que ellos hagan lo mismos con sus hijos tal como nuestros padres lo hicieron con nosotros. Hoy día se aprueban tantas leyes en el mundo en contra de la familia y se han creado tantas organizaciones y corrientes de pensamiento contrarias a nuestros valores que son abrumantes. Las familias cristianas funcionales somos una especie en extinción porque el mundo actual ya no es terreno fértil para nuestros valores. Pero igualmente somos una especie fuerte porque contamos con el apoyo de Cristo, y con El nada es imposible. Acerquémonos mas a nuestra iglesia, aferrémonos mas a nuestros valores cristianos, procuremos entender mejor nuestras creencias, oremos mucho al Señor para que aumente nuestra fe. Solo así podremos combatir en esta guerra que el maligno a declarado a las familias cristianas, como verdaderos soldados de Cristo.
Last Updated on Saturday, 02 July 2011 08:22
 
Que no nos quiten la Navidad PDF Print E-mail
Written by Roberto Murillo   
Friday, 24 December 2010 17:34
navidadEs más que una fecha un sentimiento, un acontecimiento que sin haberlo vivido nos sentimos atado a él. A pesar de que el mundo nos la ha tratado de cambiar con sus modelos comerciales y de supuesta rectitud política, sigue ahí en nuestras mentes y nuestros corazones. De allí nadie nos la puede sacar.

Sin embargo me siento obligado como cristiano a defender nuestra Navidad contra las imposiciones de interés oscuros ocultos aparentemente detrás de las máscaras del derecho a la libertad religiosa. Eso de decir que tenemos que decir “felices fiestas” no tiene sentido alguno. Me cuesta entender y aceptar cómo nuestros países fundados sobre bases puramente cristianas puede hoy día plegarse para supuestamente no ofender a personas con otras creencias religiosas. Yo no me siento ofendido porque un judío me desee lo mejor en su momentos de fiesta. Si voy a Israel, no tendría absolutamente ningún derecho a cuestionar el que el gobierno declare fiesta en días religiosos de ellos, y sin embargo yo tuviera que trabajar en días de fiestas cristianas. Porqué entonces nuestros gobiernos cristianos tienen que eliminar términos como Navidad de las oficinas públicas y peor aún, el comercio ha manipulado la opinión del público a acostumbrarse a decir Felices Fiestas. 

santa

Quienes se benefician de este cambio? Primero que todos, el gordito vestido de rojo creado por el comercio. Santa Claus como le llaman, ha ido desplazando sutilmente la figura del niño Dios y el motivo REAL de la Navidad, el nacimiento de nuestro Salvador. Con él, se nos ha inculcado también la idea del casi obligatorio “regalo de Navidad”, muy conveniente para las tiendas, que casualidad. De manera que la Navidad se trata entonces de “la fecha en que el gordito santa trae regalos”… y que hay del Nacimiento del niño Jesús?

 

Que irónico, en las ciudades de Norteamérica todos tienen el “Christmas Parade”, pero en ninguna aparece el “Christ” (Cristo) que le da origen al nombre del evento. En su lugar el desfile lo preside el gordito Santa. Resulta hasta en cierto grado odioso ver la forma tan descarada como los intereses comerciales se han aprovechado de una ocasión establecida por nuestra Iglesia Católica para sus propios intereses. Nosotros los católicos creyentes tenemos la obligación de defender esta importante fecha enfatizando en nuestras familias el verdadero sentido de la Navidad. El nacimiento con el Niño Jesús, María y José no deben faltar en nuestros hogares. Asistir a la Misas obligatorias establecidas por nuestra Iglesia, y leer las lecturas correspondientes a la fecha antes de la cena de nochebuena. No dejemos morir LA VERDADERA NAVIDAD.
Last Updated on Friday, 24 December 2010 17:42
 
Pequeñas Almas PDF Print E-mail
Written by Roberto Murillo   
Tuesday, 22 March 2011 22:09

Hacen unos días murió el pequeño hámster, mascota de mi hijo mayor. Era una “ella”, llamada Pili. Tenía ya alrededor de dos años y se había vuelto lenta y enfermiza. Su pelaje se transformó de ser una hermosa bolita de algodón blanca con pequeñas manchitas chocolate, en una desgastada y despeinada piel gris y casi sin vida. Era un cuadro triste pero inevitable. Pensé que el tiempo no perdona y a todos nos alcanza el momento en que debemos rendir cuentas a nuestro creador. Pero que digo! Acaso tienen alma estos animalitos? 

Esto me trajo a la mente la admiración que causo a muchas personas cuando el Papa Juan Pablo II dio a entender en uno de sus mensajes que los animales tienen alma. Revisando un poco pude confirmar lo que nos enseñan en las escuelas cristianas, y por lo general olvidamos, que todos los seres vivos fueron dotados de un alma por Dios. Solo que al Hombre le concedió tener alma y espíritu lo que lo diferencia de los otros seres vivientes de la Creación. 

Siento que Dios creo a los animales con algún propósito. En el caso de Pili, vino a brindar momentos de felicidad a nuestra casa. Aunque siempre jugué al “indiferente”, disfrutaba ver como mis hijos y mi esposa la mimaban y jugaban con ella. Hasta me toco algunas veces sentir su pequeño cuerpecito tembloroso en mis manos. Era un pequeñísima creatura capaz de sacar a flote los más nobles y hermosos sentimientos de cariño, compasión, y ternura de cada uno de los miembros de la familia. 

Ahora entiendo mejor el propósito de Pili en este mundo: brindarnos pequeños momentos de felicidad. Sacarnos aunque fuera por unos minutos de lo cotidiano para recordar que tenemos un Dios que nos demuestra su amor de las formas más impredecibles, y pocas veces tenemos la sensibilidad de apreciarlo. Ahora que lo pienso, Pili me ha servido a mí en lo personal para entender un poco más la grandeza del amor de Dios con nosotros. Dios nos demuestra todos los días de nuestras vidas su amor en cada cosa, cada momento, solo tenemos que prestar atención para descubrirlo. El está en todas las cosas que nos rodean.

Last Updated on Tuesday, 22 March 2011 22:49
 
¿Porqué Pecamos? PDF Print E-mail
Written by Roberto Murillo   
Sunday, 11 July 2010 10:26
pecado original

Pesa la pluma al tratar de escribir sobre este tema. Me es tan difícil mirarme al espejo y reconocerme pecador, no solo ante Dios sino ante mis semejantes. Es tanta nuestra soberbia que no somos capaces de reconocer muchas veces nuestros propios errores, nuestros pecados por omisión o por mala intención. Nos vanagloriamos con nuestras buenas obras pero ocultamos algunas veces nuestras no tan buenas intenciones. Perdemos la perspectiva de nuestra misión como cristianos y pecamos por buscar nuestra conveniencia o nuestra propia gloria y no la de nuestros semejantes ni mucho menos la de nuestro Creador.

Dios nos creó para ser buenos y felices. Y para ello nos ha dotado de muchos recursos y herramientas. Nos hizo amos del mundo con una inteligencia superior a todos los seres de Su creación. Nos ha facilitado a través de los años un desarrollo intelectual, tecnológico y social sorprendente. Hemos avanzado tanto que nos hemos olvidado del que nos lo ha dado todo. Toda esa inteligencia la utilizamos para satisfacer nuestro bienestar material. Ese supuesto bienestar que muchas veces nos lleva a carreras desenfrenadas y ansiedad por tener más. A buscar el placer y la posesión de bienes materiales a como dé lugar utilizando todos los medios posibles. Desafortunadamente el pecado es muchas veces uno de los medios más eficaces para ello.


Parece que la historia del hombre se repite en espiral una y otra vez. Dios nos ha dado a la humanidad la libertad de escoger, e invariablemente hemos optado por el pecado ignorándolo a El y al amor que nos tiene. Un amor que nos ha venido demostrando una y otra vez a través de nuestra existencia y que nosotros mezquinamente nos negamos a reconocer. Todo lo atribuimos a la suerte o la casualidad como pobre excusa, muestra de nuestra soberbia.

yo pecador

Desde el principio de los tiempos de Adán y Eva nos fuimos por el camino del pecado y Dios ha tenido que purificarnos de diversas maneras hasta llegar al extremo de utilizar a su propio Hijo como sacrificio supremo para expiar nuestras culpas. ¿Y cómo le pagamos? Ignorándolo, y hasta dudando de su existencia. El ha pasado a un tercer o cuarto plano de prioridad en la vida de muchos, incluyendo a muchos ya bautizados.

Sinceramente no tengo una respuesta definitiva a mi pregunta inicial. ¿Y Porqué pecamos? Pero definitivamente estoy convencido de que en la medida que nos hacemos esta pregunta vamos ejercitando nuestra conciencia y poco a poco descubriendo nuestra verdad personal. 

Last Updated on Sunday, 11 July 2010 12:30
 
« StartPrev1234567NextEnd »

Page 2 of 7